DSC_0080

A estas alturas los que me conocéis bien ya sabréis lo poco que me gusta este tiempo, días fríos, lluviosos, humedad y lo que esto conlleva catarros, problemas de garganta, virus. Si, si, en casa el que mas y el que menos ya hemos padecido alguno de estos males. Si esto no fuese poco a mayores cuando hay peques de por medio casi no se sabe que hacer, las salidas al parque se reducen, los paseos también, vamos que si no es por alguna actividad, los días se harían muy monótonos. Pero como siempre, hay que intentar buscar el lado bueno de las cosas y mi lado bueno ha resultado ser el poder disfrutar de las cremas, que para seros sincera 5 años atrás no me atraían mucho. Al final va a ser cierto que según uno va cumpliendo años va intentando cuidarse un poquito mas, y no solo eso empieza a apreciar buenos platos como estos que no solo están deliciosos sino que a mayores son perfectos para entrar en calor y sino que se lo digan a mi pequeñajo que le chiflan y se las bebe como si fuese un vaso de leche 😀 #buenprovecho

[box type=info]Mi consejo para que todas las cremas os queden deliciosas es que sofriáis siempre antes las verduras en vez de cocerlas directamente, es asombroso lo que ganan en sabor. [/box] [puregallery]