Solomillo wellington foto

Esta receta de solomillos Wellington son una manera maravillosa de degustar esta parte de cerdo, los solomillos son una de las partes mas blandas de la carne de cerdo. Esta pieza de carne suelen utilizarse para añadir a los bebes cuando estos comienzan a comer carnes, ya que es una pieza limpia de grasa pero que es muy blanda. El solomillo Wellington es una receta maravillosa por que combina lo jugoso del solomillo con el sabor de las salsa de champiñones portobelo. Esta salsa se podría elaborar con muchas otras setas, pero los champiñones portobelo es una seta de cultivo que tenemos todo el año a un precio asequible y que combinan muy bien con el vino Oporto. Al envolver el solomillo  y la salsa de champiñones en hojaldre e introducirlo en el horno, el solomillo wellington impregna del sabor de los jugos a ambos ingredientes.

Este querido animalito como es el cerdo nos da muchos bocados suculentos, pero os podemos asegurar que el solomillo es uno de esos bocados selectos. Este musculo que en nuestro cuerpo suele causar tantos trastornos como son las lumbalgias y que sin embargo por otro lado nos da tantas satisfacciones cuando se trata de una buena pieza de carne puesta en nuestro platos. Es paradójico que algo que a tantas personas le causa tantas molestias durante toda su vida, sea una pieza tan valorada en la cocina. El cerdo solo tiene 2 solomillos y no suelen ser muy grandes, así que suele ser una pieza que se agota rápido en nuestras carnicerías, así que si os decidís a hacer nuestra receta os damos un consejo, encargar a vuestro carnicero con tiempo la cantidad de solomillo que necesitéis. No valla a ser que se acabe y se os trunque la receta de nuestro solomillo wellington, #buenprovecho.

[puregallery]