Se nos ha vuelto a despertar la vena chocolatera, nos apetecía un postre con nuestro elemento dulce preferido, el chocolate y nos decidimos por esta receta de Mousse de chocolate. Nos encantan todas las recetas de chocolate, pero si hay alguna receta típica con este ingrediente, esa es esta, la mousse de chocolate. La mousse es un postre cremoso y esponjoso que podemos degustar de muchos sabores, aun que la mayoría de las veces los cocineros nos decantamos por la Mousse de chocolate. No os podéis ni imaginar que bien sienta después de una comida copiosa una copa de mousse de chocolate para el postre. Ademas al ser un postre de nevera, con su fresquito nos ayudara a realizar mejor la digestión. Lo que si os podemos asegurar es que los niños de la casa se volverán locos por comer una gran copa de nuestra mousse de chocolate casera, acabaran con una sonrisa de oreja a oreja y un cerco de chocolate alrededor de sus boquitas. Nuestros peques no dejan de relamerse después de comer una copa de mousse, como deseando que se vuelva a llenar sola para poder seguir comiendo.

Seguro que muchos de vosotros cuando os decimos que utilicéis chocolates de alto porcentaje de cacao 60% o 70% pensáis que es un chocolate muy amargo y que el postre estará demasiado amargo por culpa del chocolate. Pero no es así, con un chocolate de alto porcentaje de cacao lo que conseguiremos es que en el postre predomine el sabor a chocolate como en nuestra mousse. Ademas de lo mucho mas sano que es, la diferencia entre un chocolate con alto porcentaje en cacao con el de bajo porcentaje es que a mas cacao menos materia grasa y al contrario. Una onza de chocolate del 60% o mas suele saciar nuestra necesidad de chocolate perfectamente y por el contrario otros tipos de chocolates suelen requerir que nos comamos varias onzas. Así que no dudéis en elaborar esta receta de mousse de chocolate y podréis disfrutar de ese intenso sabor de chocolate en vuestros paladares, #buenprovecho.

mousse de chocolate tres copas
mousse de chocolate comiendo