Se acerca la Pascua y no podemos dejar escapar la ocasión de presentaros a estos deliciosos Panecillos de Pascua también llamados hot cross bun en las tierras inglesas. Cuentan que el origen de estos panecillos se remonta a los tiempos paganos cuando se marcaban cruces sobre los panes y los panecillos, para protegerlos contra los espíritus malignos y la mala suerte. Tiempo después la cruz se convirtió en el símbolo del cristianismo y de la crucifixión y fue un símbolo omnipresente en las vigilias de Pascua. Estos deliciosos panecillos especiados se suelen elaborar y degustar el Viernes Santo, ya que existe una antigua leyenda de que si estos panecillos son horneados este día, nunca se enmohecerán… Dudamos que poca gente pueda afirmar o desmentir dicha leyenda, ya que por nuestra experiencia no pasan del mismo día ya que desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos, #buenprovecho.

Consejo

Os aconsejamos que pulvericéis con agua el horno justo antes de introducir los panecillos o poner en el fondo del horno un recipiente con agua o incluso unos cubitos de hielo