Sábado por la tarde, el día esta nublado y no hay mucho que hacer, un buen día para llamar a unas viejas amistades y disfrutar de una buena reunión en casa. Así que vamos a recibirlos con unas ricas mini napolitanas de crema y chocolate, no hay reunión que se precie sin un buen café o te y unos pastelillos para acompañar, quedaran encantados.