Esta receta de tallarines a la boloñesa es perfecta para empezar la semana, una comida de diario pero sin dejar de ser un gran plato. Que por supuesto también se podría hacer un día especial. Esta es una de las receta que mas veces hemos probado, y seguramente sea la definitiva, por que esta para chuparse los dedos.

Consejo

Hemos mencionado que explicaríamos el motivo de por que no salpimentar al principio la carne, si echásemos la sal esta nos extraería todo el jugo de la carne y por otra parte la pimienta se nos puede quemar.

Consejo

Como podréis observar en la receta, hemos utilizado nada mas que la mitad de la taza de agua de cocción, quedándonos otra mitad. Este agua que nos sobra la podemos utilizar para calentar la pasta sobrante para la cena o al día siguiente. Así que nunca tiréis el agua de cocción por completo, ganareis en sabor.

Consejo

Siempre podréis rallar un poquito de Parmesano sobre la pasta en el plato, con el calor residual este se fundirá.

Consejo

También es muy importante, que cuando el agua hierva añadir la sal antes de la pasta. El motivo de esto es que la pasta al cocinares absorberá en gran parte la sal con lo que quedara perfecta de sabor, sino al haberse hidratado la pasta ya no absorbería mucha cantidad y quedaría bastante sosa.

Consejo

Si esta pasta la queréis para el día siguiente, solo preparar el día anterior el sofrito de carne y verdura. Una vez listo dejar enfriar y guardar en la nevera. Al día siguiente solo dedicareis a la cocina el tiempo de la cocción de la pasta.